Un familiar me ha robado… Eso no es comprar barato; es robar

Hoy quiero explicaros unos hechos para diferenciar lo que es comprar barato a robar barato. Está muy bien comprar barato, pero todo tiene un límite… Espero que os guste esta historia:

Un familiar me ha robado… Eso no es comprar barato; es robar

Hace algunos años, en una casa que tienen en común mi madre y sus hermanos, llevé una colección de libros para tener que hacer algo en verano, ya que es un sitio muy “rural” y, la verdad, hay muy pocas cosas que hacer. Al cabo de uno o dos veranos que volví, mi colección de libros ya no estaba.

En su día, pregunté a todo el mundo por mi colección de libros y nadie sabía nada. Con el tiempo, como he dejado de ir de veraneo a ese lugar, he ido preguntando a los familiares por si habían aparecido por casualidad.

Para entrar un poco en materia… Esa colección de libros, costó aproximadamente de 800 a 1000 euros y, actualmente, está valorada entre 1800 a 2000 euros. Ya era rara cuando la adquirimos y, con los años, se ha vuelto muy coleccionable.

En esa casa en común vivían una tía mía con su hijo, los cuales, son muy buenas personas. Y, para que nos vamos a engañar, ellos no querían, ni necesitaban esa colección de libros que llevé.

A parte de mi tía y su hijo, que vivían en esa casa de forma permanente, otra tía mía de Barcelona también iba a esa casa a veranear con sus hijos.

Esta Navidad, estaba pensando en regalar a mi sobrino algún ejemplar de esa colección y claro, al no tenerlos en mi poder, sólo me quedó la opción de ir a comprarlos a eBay de segunda mano, ya que llevan varias décadas descatalogados.

Cual fue mi sorpresa cuando buscando algunos de esos ejemplares, me encuentro con la cuenta de vendedor de mi primo (de Barcelona), con la cual había vendido toda mi colección de libros.

He dicho  vendido, pero tenía que haber dicho “malvendido”, ya que por unos artículos que se están vendiendo por alrededor de 2000 euros, los vendió por 370 euros.

Lo cierto es que investigando un poco por Internet, he visto que ese primo mio, al que hacía años que no veía, tenía fotos y textos colgados por la red regodeándose de los días que aguantaba borracho y despierto, lo “chungo” que era y bueno, prefiero no seguir porque me da vergüenza ajena. Parece que es una opinión generalizada.

No sé si se llevó la colección de libros de adulto o siendo menor, pero lo que está claro, es que los vendió de adulto.

Como no tenemos mucho trato con esos familiares (únicamente vemos cada 2 ó 3 meses a los padres de ese elemento), decidí esperar a que viniesen a casa y explicárselo, ya que por teléfono, no lo veía muy apropiado.

Esperé pacientemente y a los dos meses, nos visitaron (nosotros nunca los visitamos). Al acabar de comer, me senté con la madre del sujeto que me robó (vamos, lo que viene a ser mi tía) y cual fue mi sorpresa que, después de enseñarle y explicarle todo, va y me suelta: “Vaya sobrino de “mierda”; Por una “mierda” de libros no me molestes. Mi hijo los debió ver allí en la casa común, les debió gustar y al necesitar dinerillo para sus cosas, los debió vender. Si los querías, no haberlos dejado en la casa de los hermanos. Ahora te jodes”.

Luego intenté a razonar un poco con ella, pero se cerró en banda. Le dije que, lo mínimo que esperaba es que me pidiese disculpas y me devolviese el dinero que había sacado con mis libros ya que, al nunca haber trabajado (y eso que ya le toca de hace años ) no tiene un duro. Lo que no entiendo es como tiene dinero para tantos vicios que él mismo explica por Internet.

La respuesta de mi tía me sorprendió hasta a mi. Para que quieres enemigos cuando tienes familia así… En esa conversación/bronca también estaba mi tío. Yo veía que a él, como es habitual, no le sentó muy bien enterarse de lo que había hecho su hijo, pero lo entendía y quiso pagarme el valor real de los libros.

Yo le comenté que en lugar de pagar el valor real de los libros, podían utilizar ese dinero para que el “chaval” se espabilara en volver a comprar los libros que había malvendido. Así, aprendería varias cosas:

a) Robar es robar, da igual que sea a un desconocido que a un familiar.

b) Robar a la familia tiene la consecuencia extra de la vergüenza que supone que te pillen y todo el mundo lo sepa.

c) Robar a la familia puede romper familias.

d) Si vendes algo, al menos, véndelo a un precio de mercado… No lo regales.

No obstante,  eso que dijo mi tío de pagar el valor real de los libros duró aproximadamente 5 segundos. Mi tía, rápidamente, le dijo a su marido que se callase y que, si acaso, el día que empezase a trabajar su hijo, ya me pagaría (y tiene 30 años). Y eso de 2000 euros, nada de nada, me dejó bien claro que, máximo me pagaría, si me pagaba, el precio que había sacado el hijo.

Yo ya sabía que me tía era muy, por decirlo de alguna manera,  tacaña, pero vamos, nunca pensé que tuviese tanta cara para nunca admitir que su hijo me había quitado esa colección de libros y me la había vendido por Internet a un precio ridículo, sino que al “chaval” le habría “molado”, se la llevó porque la vio allí (sin preguntar a nadie nada) y luego la vendió para sacarse un dinerillo.

Después de todo eso, en un alarde de prepotencia, me dijo de forma amenazante: “Vaya sobrino que tengo. Nunca más quiero saber de ti. Nunca más volveré a esta casa”.

Esa última frase recordé que nos la dijo otra vez hace un par de años atrás, cuando intentó engañarnos para que le diéramos un terreno.

En fin, me sabe un poco mal todo este asunto, no por el dinero ni por los libros, ya que ya me había hecho a la idea de que los había perdido, sino por el hecho que te robe un familiar y, encima, actúen con tal caradura.

Me estoy planteado interponer una denuncia para que, ya que no ha querido aprender la lección por las buenas (es decir, hablando), la aprendan por las malas. Me da un poco de lástima, pero seguro que así, alguien le encauza por el buen camino, aunque sea sólo un poco. Y bueno, así, un juez dirá si tales hechos son o no un delito.

Si alguno de vosotr@s os encontráis en una situación parecida, espero que, como yo, intentéis que el familiar que os quite algo  entienda lo que ha hecho y, sino quiere entenderlo, denunciarlo y olvidarse de ese familiar. Te ahorrarás disgustos futuros…

Gracias por leerme

 

2 pensamientos en “Un familiar me ha robado… Eso no es comprar barato; es robar

  1. Susana

    A mi me pasó algo parecido con una prima. Me robó un par de anillos de oro blanco (me habían costado 600 euros). Un día, por casualidad, me la encontré en un restaurante cenando y ¡¡¡llevaba puestos mis dos anillos!!!

    Yo no la perdoné. Me preocupé de que toda mi familia se enterará y nunca más la he vuelto a ver. Ella sabe que tiene las puertas de mi casa cerradas.

    Lo tuyo es aún más grave, porque encima, te robó para venderlo. Espero que a tu primo, se gaste todo ese dinero en alcohol y pille una buena enfermedad

    ¡¡Saludos!!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.