Descubre todos los secretos para comprar una ordeñadora

Estos últimos años parece que se ha puesto de moda eso de poner un rebajo de cabras o de ovejas. Supongo que será la falta de trabajo lo que lleva a muchos a poner una granja con animales. Y, lo que parece que se siente más predilección por poner una granja de cabras de leche. En cualquier caso, en este artículo hablaremos de una de las cosas más importantes de una granja de cabras de leche, es decir, la ordeñadora, ya que es de vital importancia para la salud de las cabras y es un gasto considerable, Sobretodo si se empieza el negocio de las cabras de leche de cero. Por ello, intentaré explicarte todos los secretos para comprar una ordeñadora. Bien, empecemos…

Nosotros hemos tenido cabras de leche, aproximadamente, 15 ó 20 años. Antes de eso, habiamos tenido otros 15 ó 20 años, ovejas. Por ello, creo que puedo decir que estoy bastante cualificado para opinar sobre este sector tan particular de las ordeñadoras: Muy cerrado y oscuro.

Un pequeño paréntesis antes de que se me olvide… Si necesitas buena información sobre todas las cosas que necesitas saber para poner una granja de cabras, su funcionamiento, inversiones,…, la mejor opción es que visites la página  siguiente: www.todocabra.com/como_montar_una_granja_de_cabras.html

Esa página es una de las pocas buenas informaciones sobre granjas de cabras que vas a encontrar en todo Internet.

Bien, sigamos sobre las ordeñadoras… Estos son los puntos claves que SIEMPRE tienes que tener presente:

1) Comprar ordeñadora nueva o de segunda mano: En cuestión de ordeñadoras y después de muchos años usándola, nunca recomendaré la compra de una ordeñadora nueva. Nunca. En ningún caso. Nosotros la compramos nueva y, sincereamente, fue tirar el dinero. Tanto en el el momento de comprarla como después, a lo largo de muchos años. Esto ya lo entenderás más adelante. En cualquier caso, con la cantidad de ordeñadoras usadas que hay en el mercado a un precio irrisorio, es una monumental tontería comprar una ordeñadora nueva. Siempre compra ordeñadoras usadas. Además. los vendedores de ordeñadoras usadas son casi siempre ganaderos que las estaban usando ellos mismos (aunque de vez en cuando hay algun reventa, los cuales hay que evitar), por lo que generalmente, esos ganaderos son buenas personas y nunca intentarán engañarnos. Total, una ordeñadora, aunque valga como un coche, no es un coche. Son simplemente 4 tubos, dos bombas y un motor.

westfalia_maquina_ordenadora

2) Precio: Una ordeñadora nueva puede costarte entre 20.000 a 30.000 euros. Más tirando para 30.000 que para 20.000, aunque poniendo según que extras, te puede salir mucho más caro que 5 millones de las antiguas pesetas.

Por contra, una ordeñadora usada (pero en buen estado y funcionando), se puede comprar entre 1.500 a 3.000 euros.

Como ves, es una diferencia enorme entre nueva y usada. Por ello, siempre recomiendo una ordeñadora usada. Siempre.

También cabe matizar algunas cosas sobre los precios de las ordeñadoras nuevas y usadas…

En primer lugar, el precio de una ordeñadora nueva está incluido el montaje. No obstante, el montaje es bastante rápido (se puede montar en 1 día con dos personas que sepan lo que están haciendo), por lo que no supone un ahorro respecto a una usada. Buscando con idea, y suponiendo que no eres un manitas, es fácil encontrar a algunos operarios que te puedan montar la ordeñadora por 500 ó 1.000 euros.

En segundo lugar, el precio de una ordeñadora nueva no te incluirá, generalmente, la parte eléctrica. No caigas en el error que caímos nosotros pensando que esa “parte eléctrica” era poco dinero (es lo que te harán creer los vendedores de ordeñadoras). No son sólo cuatro cables. Son muchos clables, es hacer muchos cuadros eléctricos partiendo de cero, es programar muchos circuitos y programas eléctricos,… En resumen, a nosotros, la “parte eléctrica” de la ordeñadora nueva nos costó 7.000 euros extra.

Por contra, si compras una ordeñadora de segunda mano, esa parte eléctrica ya estará toda hecha y te saldrá gratis. Al desmontar la ordeñadora y llevártela a tu granja, podrás desmontar todo el cableado de ella y todos los cuadros y cosas eléctricas que la hacen funcionar. Por eso, siempre digo que comprar una ordeñadora usada es como si en lugar de gastarte 3.000 euros, ahorraras 33.000 euros, ya que te ahorras 30.000 euros de la ordeñadora nueva y 4.000 euros de la parte eléctrica (ya que suele costar sobre 7.000 euros) y restando 3.000 de la ordeñadora usada, da un ahorro de 33.000 euros.

Y si te paras a pensar, con 33.000 euros, a 100 euros la cabra, con lo que te ahorras comprando la ordeñadora nueva, te compras 330 cabras.

3) ¿Que marca de ordeñadora escoger? Bien, esto es muy importante que lo entiendas… Los números y cuentas que hayas hecho tú de lo que vas a ganar con la leche de cabra, oveja o vaca (ya que no sé que animal vas a poner), están mal. Siempre es mucho, muchísimo menos dinero (ojo, digo dinero, no beneficio) de lo que hayas calculado. El ganadero al que le vas a comprar los animales te dirán que dan X litros cada animal (es falso), el vendedor de la ordeñadora te dirá que puedes ganar X dinero (es falso), el vendedor del tanque de frio te dirá que compres un tanque de más litros (y más caro) porque se te quedará pequeño con la leche que vas a hacer (es falso).

Resumiendo, si habías calculado que ibas a ganar 5.000 euros al mes limpio, con suerte ganarás 1.000. Si habías calculado ganar 2.000 o 3.000 euros, probablemente acabes perdiendo dinero a fin de mes.

Voy a hacer un pequeño paréntesis para informarte que si tienes un móvil que liberar, el sitio más barato y fiables es la empresa de más abajo. Liberando tu teléfono móvil aquí, a parte de ahorrar dinero tú, ayudas a que ppueda publicar artículos como este. Si te gusta este artículo, colabora.

Bueno, que me distraigo del tema… La marca de ordeñadora es muy importante, ya que aunque creas que una vez comprada ya está el gasto hecho, cada mes tendrás que cambiar piezas por desgaste, revisiones y tonterías varias (digo tonterías varias por llamarlo de alguna forma, pero lo cierto es que esas “tonterías” te pueden suponer tranquilamente 5.000 ó 6.000 euros más anuales. No obstante, dependiendo la marca que escojas el dinero de las piezas, servicio y mantenimiento se reduce considerablemente.

La idea básica es la siguiente: Si no quieres gastar el poco beneficio que obtendrás de la leche en piezas y mantenimiento de la ordeñadora, nunca compres una ordeñadora DeLaval. Sí, DeLaval es una ordeñadora  cara, las piezas de repuesto son  caras y el servicio de los “técnicos” de DeLaval es, también caro.

No obstante, puedo afirmar que DeLaval es una marca con muy buena calidad. El problema radica en su coste y mantenimiento.

Por ello, cualquier marca que no sea DeLaval es adecuada. A mi, particularmente me gusta Westfalia. Es de precio medio, su servicio es bueno y no es muy caro. Pero cuanto más desconocida sea la marca de la ordeñadora, mejor, ya que las piezas de recambios son genéricas y serán muy baratas.

Para que te hagas una idea… Si el metro de tubo alimentario DeLaval vale a 10 euros el metro (no me acuerdo el precio exacto, sólo para que veas las proporciones), en una tienda especializada que vendan tubo alimentario te costará 2 euros el metro. Lo que pasa es que muchas piezas, DeLaval lo que hace es que le hacen algún tipo de encaje raro para que no puedas buscar piezas genéricas que encajen y tendás que comprárselo a DeLaval.

El servicio técnico DeLaval deja bastante que desear. Hay como una especia de monopolio donde cada tienda DeLaval lleva un determinado ámbito territorial y aunque puedes ir a otro centro, no te venderán ni piezas, ni ordeñadora ni tendrás acceso a su servicio técnico. Nosotros, por ejemplo, nos tocó un servicio DeLaval de Cataluña. La verdad es que su servicio fue bastante malo.

Cuando digo malo, quiero decir que ya de por si no recomiendo que compres DeLaval, pero si te el representante que nos tocó a nosotros, la recomiendo muchísimo menos.

La hora de servicio es muy cara (no lo recuerdo ahora, pero cobran entre 30 a 40 euros la hora). Cobran transporte a parte (que como van en furgoneta grande, te cobran un riñón). Luego, les cuesta dar presupuestos. Tienes que insistir mucho (y digo mucho), para que te den presupuestos cerrados (sobretodo en reparaciones y montajes). Se pasarán una o dos veces al año a realizar unas “revisiones” de la ordeñadora que sirven para bien poco (además, algunas asocianciones ganaderas realizan esas “revisiones” de forma  gratuita), pero esas revisiones te costarán entre 1.000 a 2.000 euros.

Luego, sus “mecánicos” de motores y bombas de vacío dejan bastante que desear… Pero en fin, supongo que queda claro que no recomiendo  en ningún caso la marca DeLaval.

Cualquier otra marca de ordeñadoras será mejor en mi opinión. Lo único que tienes que tener en cuenta es que si compras una marca un poco rara, asegurarte que tendrás repuestos. Y  si no lo tienes muy claro, compra Westfalia.

4) Perder el miedo a la máquina: Por último, sólo quiero decirte que una ordeñadora es una máquina muy simple. Quizás si eres nuevo te parezca algo mágico, pero de verdad, una ordeñadora no vale lo que cobran. Por eso te animo a que la compres usada por cuatro duros y busques a alguien que te la monte si no sabes. No hay muchos montadores de ordeñadoras, pero puedes poner un anuncio en milanucios (que es gratis) y te saldrán muchos montadores que te cobrarán poco dinero por hacer el trabajo.

No cometas el error de comprar una ordeñadora de segunda mano y contratar (sin presupuesto cerrado) al servicio oficial de la marca para que te la monte. Puede que te cambien piezas por cambiar, o puede que no, pero pagarás un precio desorbitado en mano de obra.

 

En fin, espero que si al final acabas montando tu granja, te vaya muy bien. Trabajar con animales es muy bonito, pero muy sacrificado a su vez. No obstante, recuerda una cosa muy importante… Cuando vas a comprar una ordeñadora, un tanque de leche o algo similar, eres un caramelito para los comerciales, ya que saben que lo necesitan, no entiendes mucho y tienes dinero para gastar. Por ello, desconfía de todos…